Fulares rígidos

No hay productos en esta categoría

El fular rígido es un portabebés fuerte y sin forma predefinida, por eso es perfecto para usarlo desde el nacimiento hasta que los niños son grandes tanto delante, a la cadera como a la espalda con diferentes nudos durante muchos años. Su composición no tan gruesa lo hace perfecto para el porteo en meses de calor. Al ser fulares muy rígidos algunos se pueden usar incluso de hamaca y es importante tener en cuenta que tienen tallas, dependiendo de la medida del porteador y de los nudos que se quieren usar.

Acepto la política de cookies

Atención: este sitio web utiliza cookies (galletas), tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística de vuestra navegación, así como para ofreceros un servicio personalizado. Si continuáis navegando, consideramos que aceptáis el uso. Aquí podéis consultar nuestra Política de cookies